Círculo Europeo

Solo un tercio de los niños ucranianos asiste a la escuela con normalidad

Muchos de los 6,7 millones de escolares ucranianos se están quedando atrás en lenguaje, lectura y matemáticas, después de cuatro años de interrupciones por la pandemia y la guerra en su país.

Según una encuesta de UNICEF, la agencia de la ONU para la infancia, el 57% de los profesores reportaron retrocesos en el nivel de los estudiantes en lengua ucraniana, un 45% en matemáticas y un 52% en lenguas extranjeras.

Sólo un tercio de los niños matriculados en enseñanza primaria y secundaria están estudiando de forma totalmente presencial. Un tercio de los alumnos estudia de forma mixta, presencial y en línea, y otro tercio aprende totalmente en línea.

“Dentro de Ucrania, los ataques a las escuelas no han cesado, dejando a los niños profundamente angustiados y sin espacios seguros para aprender, dijo Regina De Dominicis, directora regional de UNICEF para Europa y Asia Central.

Dos tercios de los niños en edad preescolar no asisten a la escuela. En las zonas cercanas al frente de combate, tres cuartas partes de los padres afirman no enviar a sus hijos a la escuela preescolar.

UNICEF recuerda que el aprendizaje en línea puede complementar al presencial y ofrecer una solución a corto plazo, pero no puede sustituir totalmente a las clases presenciales, que son especialmente críticas para el desarrollo social y el aprendizaje fundacional de los niños pequeños.

“La reforma educativa en curso en Ucrania, que pretende desarrollar las competencias de niños y jóvenes, es fundamental para la futura recuperación socioeconómica y el desarrollo del país”, aseguró la agencia.

Los niños refugiados

Una niña camina por un espacio de Punto Azul en Moldavia, donde mujeres y niños se detienen para descansar y recibir apoyo cuando cruzan la frontera desde Ucrania en busca de seguridad.

© UNICEF/Vincent Tremeau

Una niña camina por un espacio de Punto Azul en Moldavia, donde mujeres y niños se detienen para descansar y recibir apoyo cuando cruzan la frontera desde Ucrania en busca de seguridad.

Para los niños ucranianos refugiados en otros países, el comienzo del curso también es incierto, ya que más de la mitad, de los estudiantes de preescolar y secundaria no están matriculados.

Las barreras lingüísticas, la dificultad de acceso a la escuela y la sobrecarga de los sistemas educativos en los países de acogida son algunas de las razones de las bajas tasas de matriculación.

Algunos de esos niños refugiados intentan estudiar en línea, pero otros pueden haber abandonado completamente su educación. 

Lisa, de 12 años, tuvo que abandonar su hogar en Jersón y emprender un viaje a Rumanía que puso a prueba su resistencia y determinación.

“Cuando salí de Jersón con mi madre, sólo podíamos llevarnos una maleta, así que no trajimos demasiado, dejando atrás todo lo que teníamos”, recuerda, mirando alrededor de su pequeña y sencilla habitación en Galati, donde ahora duerme, juega y estudia. 

Con el apoyo de UNICEF, Lisa recibió un portátil y esto supuso un punto importante en su trayectoria educativa, porque sus clases en línea se hicieron más accesibles y atractivas.

Ahora aprendo más rápido; puedo ver mejor las lecciones y leer los textos sin problemas. Antes tenía que hacer zoom en cada página y tenía problemas con los ojos. Cuido mi portátil porque en otoño volveré a la escuela, ¡y lo necesitaré mucho! Estoy contenta porque ahora puedo buscar mucha información nueva y hacer mejor los deberes”, admite Lisa.

Más que un aula

En tiempos de crisis o guerra, las escuelas son mucho más que un lugar de aprendizaje. Ofrecen a los niños una sensación de rutina y seguridad, la oportunidad de entablar amistades y recibir ayuda de los profesores. Pueden proporcionar acceso a vacunas, comida y servicios de apoyo a la salud mental y el bienestar de los niños.

 UNICEF trabaja con gobiernos y aliados sobre el terreno en Ucrania y en los países que acogen a niños y familias refugiadas apoyando la inclusión de los niños en los sistemas educativos nacionales y proporcionando múltiples vías de aprendizaje para los que no están actualmente matriculados. La agencia entrena a los profesores y al personal escolar en las habilidades necesarias para integrar a todos los niños vulnerables en las aulas, proporciona clases de idiomas y apoyo psicosocial y de salud mental.

Además, UNICEF está trabajando con el Gobierno de Ucrania rehabilitando escuelas y dando clases de recuperación en materias básicas, con el objetivo de apoyar a 300.000 niños.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Los civiles en Ucrania siguen pagando el precio horrendo de la guerra

Círculo Europeo

El Salvador: El Gobierno no puede pisotear el derecho a un juicio justo en nombre de la seguridad pública

Círculo Europeo

Civiles en conflicto, Myanmar, México, fístula obstétrica… Las noticias del martes

Círculo Europeo
Cargando....

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Suponemos que está de acuerdo con esto, pero puede excluirse si lo desea. Aceptar Leer más